domingo

SIMIENTES


Sentirás blanca la simiente en tu boca,
resbalará por tus pechos,
hasta convertirse en espuma,
donde comienza el amor verdadero.
El amar que comienza luego,
es de miradas cruzadas intensas,
convertir la lujuria en pozo lleno,
hasta saciarse.
Amada.
Del todo que nos domina.
O de la nada del todo.
Amor.

Cavilando
@Igna