domingo

DE CUENTOS Y CATARSIS

Miradas tristes, dolorosos silencios, ojos húmedos,
desengaño y años.
Se hizo de silencio
las vértebras desencajadas del cuerpo, dolorosas, y aún así
hablaba su "adentro" catarsis,
libretos amores y muertos.

Se mordía los labios pensando,
rogando tenerlo, alterada de cuerpo.

Cuando quiso asomar era tarde,
el amor cual campo yermo,
no pudo renacer,
reposaba en cementerio.

Cavilando.

@Igna