lunes

ACIDO DIFERENTE

Se me escapan los sueños
por la ventana de las lunas,
se me escapan,
y regresan por la cara oculta
de los días, sin aviso.

Se escapan, como se escapa la vida,
como se le roban las flores
a los jardines floridos;
dicen que me añoran
mientras me olvidan
mis propios sueños marchitos.

Puedo recordarte hoy,
que las aguas bajan transparentes,
el río y los hilos no saben coser
tantas heridas descosidas,
por eso la noche se escapa,
como se escapa la vida,
después de los sueños
enmudecen las horas,
y a mi rostro se lo come el ácido;

de la indiferencia.

Cavilando

© Igna

Igna Safe Creative #0904020086825