sábado

HASTA SIEMPRE VIDA

Que largo el tiempo ¡qué largo!
padre;
que cerca queda el olvido
qué lejos pasan los años
sin darnos cuenta apenas
de los sabores de vida.

Qué triste adiós de una noche;
sueño olvido y lejanía
sin tener en cuenta nunca
esa juventud vivida.

Una caricia un abrazo, un beso,
un adiós por despedida.
Adiós, adiós, hasta siempre:

Vida mía.

Nunca subiré la escalera de Jacob,
aún soñando cada día,
lo impide mi lejanía
así pretendo que sea, día tras día...

Cavilando.

© Igna

Igna Safe Creative #0904020086825