sábado

DOLOROSAS SOMBRAS

No duda la noche cercana
que se hace de día.
Cuando en el rojo horizonte
tu figura aparece entre  mis ojos,
relámpago oculto sacude mi vientre.

Tantas historias para tantos deseos
la vida es tan corta,
comparada con el reloj del tiempo
que no cesa de enredarnos.

El relieve de la vida se siente extraño
cuando se pierde en la fotografía del recuerdo
la imagen que fue, inexistente, impalpable,
quimeras en retiradas abruptas
ilusiones sepultadas bajo el lodo del amor.

Mientras repetía, unamos nuestros labios;
mis labios ardían de un sentir de vida
que no me pertenecía.
¿Acaso no era yo al que ayer inundaba el deseo?
¿Acaso no supe contrastar mis propios matices?
Deseos inconclusos.

Lo cotidiano se levanta inerte, mientras
lo que ha de llegar permanece silencioso,
mientras beso la esencia del ser profundo,
tal cual el que nada seré un día en abstracto.
Silencio.

Rezan mis raíces, en lo profundo
de un yo que se mofa de la vida,
relativa en el presente, postergado
a la existencia de una sombra dolorosa.

Cavilando.
© Igna



Igna Safe Creative #0904020086825