lunes

EL ROSTRO DE LA NOCHE

El rostro de la noche se desfigura
mientras tu figura brilla, ausente
lejana a las estrellas, y a los instantes
de mis ojos lánguidos, buscándote.

Bien pudiera ser que estuvieras más cerca;
en lo terrenal de la vida, no en el castillo
que nunca visitaste, sobre el fresco
del silencio de tu rostro, seré lo que tú seas
mientras la noche deje mis sueños en reposo.

Mi alma siente frío.

...Y es cálido el verano.

Cavilando.

© Igna

Igna Safe Creative #0904020086825

ESTELA FUGAZ


Fugaz es el momento de la noche
que te despierta el rayo o ventisca
de un sueño que no quisiste tener,
fugaz el instante de tus ojos,
que apartaron la mirada de  mi vida,
de por y para siempre, desde entonces
soy feliz de día, y me atormentan
estos sueños fugaces de las noches.

A los días se le caen las cerezas.

Cavilando.
© Igna


Igna Safe Creative #0904020086825

viernes

FELICIDAD BOREAL

Dedicado.

La felicidad es una estrella fugaz,
unas nubes de ida y vuelta,
un río de aguas tormentosas,
o un remanso de paz entre la yerba,
un caballo desbocado,
un bocado de tristeza al antojo de la vida,
unos minutos, tal vez unas horas
tal vez días, tal vez un abrazo, besos,
miradas, armonía, cúmulos intermitentes,
de aspectos que dan vida y armonía.

La felicidad no es en sí misma perfecta,
ni mucho menos perpetúa; a destiempo,
sin esperarla llega, sin avisarte se va,
la vida en sí misma, son unas vacaciones
ofrecidas por la muerte, un viaje con regreso,
la felicidad es un recuerdo vacuo,
una aurora boreal, un arco iris,
un resto de noche, o pastel de medio día,
un cumpleaños, un regalo, un disfraz
un guiño, una sonrisa, los buenos días
de un hijo, todo gira intermitente,
y nada permanece entre el olvido.

...Y los sueños.
Tiempo de fantasías, dolor adormecido
entre la noche... y de día regreso
a la conciencia, (vacío) y aún
con este dolor embargado en la sienes
firmado con notaría de perpetúo,
adormezco entre estas letras,
una alegre felicidad me acontece,
tímida en el tiempo, nada permanece,
regresa el tiempo entre las flores
de un cementerio, plagado de recuerdos.

A los sueños del recuerdo me remito,
la felicidad como la vida es un viaje
de ida y vuelta, como quien mira una estela
regreso a encontrarme conmigo mismo;
contigo, o sin ti, desvanece el reloj 
que hizo de un instante una felicidad,
que dura, lo que se siente en un suspiro,
y regresa de nuevo el padre,
la sentencia que nos dejó siendo niños,
a vivir nuestra vida entre lo blanco o lo negro;
entre la noche y el día,
la felicidad en un instante (desapercibida).

Púrpura y oro de un reloj que no cesa
de lamernos nuestras propias heridas.

Cavilando.
© Igna




Igna Safe Creative #0904020086825

lunes

NOCHES SILENCIADAS


La noche son recuerdos
de textos extendidos,
besos sueltos,
caricia perdida en una estrella
la noche me acontece
el día me seduce,
la vida la enamora,

el dolor de los ojos
en los verbos, en las sílabas.
me mata los instintos.

Silenciando mis actos
más profundos,
los que nadie me adivina,
solo el pronombre que nombro
me conoce.
Yo.
A veces sin destiempo.

Cavilando.
© Igna


Igna Safe Creative #0904020086825

sábado

VIVIENDO


Voy viviendo la vida
mirando la hora que viene,
de forma que no veo el presente
olvidándome del pasado.

Voy viviendo la vida
tal cual viene.

Sin más miras.

De lo que ven mis ojos.
...Dejando correr el presente.

Cavilando.
© Igna


Igna Safe Creative #0904020086825

miércoles

MARIONETAS


A esta edad justa calmada la sangre
de los corazones ardientes,
de los sentimientos a destiempo,
de las sinrazones alocadas
de los encuentros del destino.

A esta edad que las arrugas
siempre suelen ser medallas
por lo vivido, a esta edad;
que los recuerdos forman parte
de un olvido reciente.

Acometo con fuerza
y cojo el testigo de lo que ella
me depara, de lo que me presenta
a diario, de lo que me sueña.

A esta edad la vida
como siempre ha sido,
me trata como quiere.

Marioneta del destino
con todos sus hilos
bailándome a su antojo.

Caprichosa.

Cavilando.
© Igna


Igna Safe Creative #0904020086825


jueves

LLUVIA LIVIANA


Llueve
siempre llueve
cercano al alma,

queda el corazón
húmedo, entre lágrimas
de rocío, dejando
un sentimiento hondo,

nunca llueve más allá
de los amores pasantes
desapercibidos,

llueve tal vez por eso,
para no secarse el alma

de los que se pasan la vida
con los lagrimales secos.

Cavilando.
© Igna


Igna Safe Creative #0904020086825