viernes

TE CUENTO


De lo que nunca ha sido te cuento
mis manos por el sudor de tu espalda
tus senos marcados por mis dedos,
vibrante me resbalo hasta tu sentir
profundo, escondido, en llamas.

Hallada la raíz más cercana
me encuentro cercano al este
de tu vértice triangular,
al oeste juegan tus caderas
caprichosas, a lo que se avecina
tratas de huir sin saber
que cada vez más te adentras,

a ese mundo del sentir
que tantas veces te ha dado
en la cara opuesta del destino.

Definitivamente los cuerpos se golpean
y como tantas veces, no estás

para sentir tanto vestigio de existencia.

Cavilando.
© Igna



Igna Safe Creative #0904020086825