viernes

ABANDONOS


Al abandono de esa piel
inquieta,
sumo el resto de las noches
compartidas,
resto el peso de tus senos
en mi espalda.

Y resulta, me resulta, grato;
comprender que mi alma
no olvida.

El tiempo que nunca compartimos.

Sabia jugada de la mente,
en pos del reloj postergado
en el telón de la vida.

Cavilando.
© Igna


Igna Safe Creative #0904020086825