domingo

SUEÑOS ENRAIZADOS


No arraiga el sueño
en noche desbocada
ni abraza a la luna
desasosiego ciego.

No rompe el día
la tarde alocada
acometida fuerza
rota y desarraigada

y cuando el lamento
asoma,
ya nadie le hace caso

harto ya de tanta vida
apasionada.
(Entresueño I)


Al despertar el alba
el lobo le acompaña,
en otra vida:

U otra alma.

Cavilando.
© Igna


Igna Safe Creative #0904020086825