miércoles

DESIERTO LÍMITE


Inunda el alma con tu tristeza
sensual la noche, esta carencia,
eco perdido, teatralidad,
ciérrame los puntos suspensivos,
dibuja un corazón en el aire.
 Y huyamos.

Al límite de los desiertos,
adonde el mar comienza
a secarse cada amanecer
un poco más.

Huyamos sin prisas,
invisibles a lo ajeno
haz que sangren si es preciso
los vocablos, cierra
los puntos suspensivos
que te dejaste olvidados
un día en los límites de mi alma.

Inunda el alma con la tristeza
ahoga tu grito en mi garganta.

Y llora, orgullo;
ahora que se han secado mis lagrimales.

Cavilando.
©  Igna

Igna Safe Creative #0904020086825