miércoles

INQUEBRANTABLE



A estas alturas
de mis verdades inquietas,
se pasan las semanas de dos en dos
los meses de cuatro en cuatro,
intercalados,
en realidad ya no importa el tiempo
sumado en inquebrantables horas,
sin límites de tiempos mis años
en conciencia con mis actos;

importa realmente lo que mi alma siente
y asintiendo lo sentido, concluyo
que me doy por satisfecho.

Sin tener en cuenta las
dos próximas semanas,
ni los posteriores actos
de los años venideros.
Cavilando.
© Igna

Igna Safe Creative #0904020086825