sábado

TRANSITORIOS


 No se adjetive mi locura como transitoria
ni mi cordura como perenne,
cuando estoy con ella se confunden
en un mar de sentidos con pronombres
personales,
verbos,
y sin adverbios de tiempo que a nuestro amor
parar puedan.



La guarida de tu cuerpo es mi refugio
en primavera y otoño pasando
desde el verano al invierno.




No se adjetive mi locura como transitoria
certificar este estado o su razón,
de paranoia subjetiva, o neurosis compulsiva,



por sus noches de amor entregadas.



Cavilando.



© Igna

Igna Safe Creative #0904020086825