domingo

2010


Sin tener en cuenta los blogs anteriores, nachodedía, cavilaciones sensitivas, de agua y barro, y algún que otro, éste cumple hoy 505 entradas, que dan para mucho.

Mis mejores deseos para todos vosotros estas fiestas, ya nos vemos en el 2011 y pasadito de días...

Si tu Dios lo quiere, y el mío me deja.
Salud para todos.

Sin cavilaciones.
© Igna

Igna  Safe Creative #0904020086825

AL CALOR DE TU SEXO


Te pierdes en mí, sin encontrarte,

vámonos donde rompen las mareas
apaguemos el deseo que nos atrapa.


Tu nombre escondido entre mis letras
en un laberinto de verbos y pronombres,
en mis ojos se funde tu mirada abierta
en mi alma tus palabras de amor ramificadas,
navego en el recuerdo de sentir tus manos
entre mi piel y la tuya, entre tu olor y el mío.


Que contradicción innata sentir tu ausencia
cuando te siento tan cerca, tu ombligo
a un palmo de tu vientre, en tu vientre mariposas,
el calor de tu sexo aumenta mis tempestades
abrir tu flor y quedarme con el olor en mi interior,
dibujarte orgasmos con los dedos, alegrándote
los pechos, sentirlos con dureza entre mis manos.


Te pierdes en mí, sin encontrarte,
vámonos adonde rompen las mareas
apaguemos el deseo que nos atrapa.


Fúndete en mi cuerpo ausente,
aún así verás que mi almohada te reclama.


Para siempre.


Cavilando.
© Igna

Igna Safe Creative #0904020086825

martes

DE LA PREÑADA NOCHE


Preñada la noche de una soledad marchita,
lloran las estrellas la ausencia de la luna,
mientras los luceros lloran, él muere de amor
y yo tan lejos…

Y su marido tan cerca…
No puede haber otro parto, mayor que el silencio.

Cavilando.
 © Igna
Igna Safe Creative #0904020086825

jueves

MARIPOSAS DEL TORMENTO


   He dejado la espera en el tren del olvido

   al ruido de la tormenta el refugio del amor,
   abandonado al cauce incesante de tu lecho
   a las noches de lujuria y deseos encendidos.


Dime quién te desgarró del recuerdo
tus pasados inmediatos, la raíz del olvido,
tirana la noche que pasa rompiendo sueños,
almacenando cerezas que nunca estarán
al alcance de nuestras bocas.


He dejado la noche al compás de la tormenta,
de las mariposas poseedoras de tu vientre:

Y yo tan lejos.


Cavilando.
© Igna


Igna Safe Creative #0904020086825