viernes

FRUTA MADURA


    Somos frutos maduros del edén

    preparados a caernos siempre
    al deseo carnal de la piel,
    a las arrugas del amor que no se deja
    envejecer, a las horas del tiempo
    esperando ingrávidas el amanecer.

Somos carne frívola del placer
amor en cada poro del revés,
aguamarina, seda porosa,
deseo atrevido, leyes del revés.

Somos quien somos de una vez,
nunca para siempre debe ser
el mismo sentimiento ante un ser,
uno tras otro debe ser, ley natural
de quien busca el deseo de tener.

Ser.

A la persona que se ama sin poder,
organizando las leyes de este mundo
del revés, tratando de colocar
el sentimiento, el amor, el placer;
no es donde uno pueda envejecer,
es donde uno vive su vida a su "ser"
sin importarme el qué dirán.

Al otro lado del edén, donde el amor
se vive en el límite del saber estar.
Contigo.

Cavilando.
© Igna

Igna Safe Creative #0904020086825