jueves

AL AMOR TARDÍO

A esta edad pasada de los cincuenta

no me impactan las alas de molinos,
a un salto de la eternidad no queda sangre
para alimentar el sauce que me cobije,
de un salto salgo de un tedio al amor tardío,
conservo la perseverancia de quien ama
como el primer día, con el mismo ardor
de las primaveras pasadas, no cabe en mí
lo aprendido en el camino, bien sé,
que lo que hoy me asfixia entre las manos
mañana será cauce que recorra mi cuerpo,
resbale por la senda del presente sin pasados;


cuando derritas las nieves de mis manos
encontrarás el calor que esconde,
un corazón al descubierto sin pecados,
una pequeña piedra, un cúmulo de recados,
a esta edad pasados en años los cincuenta
no miro atrás, y veo delante de mis ojos,
unos ojos que me miran con el sentimiento
del amor primero, el molino sigue girando
con el mismo encanto que antaño,
puedo hablar sin complejos, amar sin recuerdos,
para que no tema tu corazón ni tu cuerpo,
lo que otros cuerpos de mí tuvieron,
sin saberlo desnudar al completo.


No me impactan las alas de los molinos,
me impacta tu alma libre de amor y sentimiento.


Cavilando.
© Igna


Igna  Safe Creative #0904020086825