lunes

NO QUIERA DIOS


Parece que fue ayer cuando te dije adiós,

pareciese que no ha pasado el tiempo
de tanto amor que tengo
de tanto decir te quiero.


Hoy de alguna forma sigue siendo un ayer
que nunca muere, amaneces conmigo,
aún en sombras siendo día, hora roja,
cumbre plana, sierra indómita.


No quiera Dios que te quiera en olvido
no es lo mismo el tiempo de permanencia
entre el mí, el conmigo, o el sin-digo.


(Dije no perderme en la tormenta)
Y la tormenta me guía.

Cavilando.


© Igna


Igna Safe Creative #0904020086825