sábado

INEQUÍVOCO

Escucho el sonido de las palabras
lento, peregrino de mis emociones
asumo el riesgo de equivocarme
sin temores, ni recelos, maduro
el vocablo que sale de mi boca.



Me quedo con mi voz y mi palabra
con mi sentido de la disciplina
del amor que siente fiel, al tiempo
que me inclino por el amor, ante
el desafío de la incomprensión.



Trato de repetir hasta la saciedad
lo que dice no comprenderse,
sin temor a que no coincidan
mis pensamientos delante del que lee,
ante todo tengo por paciencia
mi tiempo, y por amor un alma
inquieta y generosa que con todo puede.

Inequívoco y libre,
el que no me entienda que pregunte,
aunque traten de averiguar mi respuesta
no la den por dicha, si de mis labios no asoma.



Cavilando.

© Igna



Igna Safe Creative #0904020086825