miércoles

ROSARIO




Agota el agua de mi fuente

bebe hasta saciarte,
dame de tus labios los restos
tengo suficiente para esta sed
que comienza y nace en ti.


Dame de tu humildad lo suficiente
mójame de tu firmeza,
corona mis palabras de espinas
nadie tenga la tentación
de llegar a ellas para hurtarlas.


Siempre han sido tuyas
aun sin pronunciarlas.


Cavilando.
© Igna

 Igna Safe Creative #0904020086825