lunes

PALPANDO INSOMNIA

Palpo tu cercanía de eco en mi garganta,

tus silencios de infinita alegría aguardan,
nada puede ser como tú, al tiempo sentir
eco en la llanura, o eco en la montaña.
Nunca había logrado adentrarme
en un mundo tan rico y tan profundo,
ni puedo nombrar lo que me habita,
si no es desde el eco de tu voz,
calidez de tus palabras en la noche,
de tanto simular mis posibles
el imposible sale derrotado,
burlando lo absurdo aúllo contigo,
encuentro una realidad cercana
que me habita y que me nombra,
enciende mi cielo de llamas,
y me tiene cuando quiere.


Un insomnio sorprendido que vuela
más allá de las distancias,
en una trama nítida de lágrimas,
no quiero curarme de este amor por ti,
aunque te duela mi dolor y no lo sientas
guardo tus instantes, por días y meses,
me satura la idea analgésica, de recorrerte
en estas noches que el dolor abunda,
siendo tus palabras un bálsamo de amor,
que todo lo cura sobre mi espalda quemada.
Un insomnio que sabe a ti,
a la fuente inagotable de tu amor,
que me da vida y alimenta.


Aunque lo niegues…

Cavilando.

© Igna

Igna Safe Creative #0904020086825