martes

A PASOS LENTOS

La piel casi muerta, reclama a la muerte

el latir desborda el sentimiento del tiempo

se desborda la saliva en agasajos,

a su alrededor aletean sus recuerdos lejanos,

cerca una mansedumbre no le deja morirse

como quisiera en paz, no tiene tregua su alma

para un silencio merecido, camina la muerte
a paso lento, tan lento, que se ve muerto,
estando vivo.


Y no padece.


Tanta palabra escuchó en vano,

que nada le contiene, ni es de contenido

los que le rodean, su destino era escrito

en blanco, se equivocaron, el miedo

se perdió en el infinito de su liturgia.


Y nadie lo sabía.

Cavilando.
© Igna

Igna Safe Creative #0904020086825