viernes

AMOR EXTREMO


Has de rozar mi piel de madrugada,

cuando siente el alboroto la mañana,
cuando sientas el sonido del amor
entre tus piernas, cuando la luna trence
un contrato en trance entre alboradas.


Has de firmar un contrato conmigo,
donde yo sea la piedra o el guijarro
que tu pises, la almohada que te habite,
el leve roce del amor en tu último suspiro.


Ya sabes de mi injusto amor y tiempo
a la fidelidad del destino, sabes de la noche
que oramos en el templo donde nada se redime.


Has conocido en tu garganta la sal espesa
que de mi cuerpo desprende,
la fragua que no cesa al tenerte,
el Dios que me late, la palabra exacta
que nombro al estallarte.


De mi caridad has conocido un instante
inacabable, donde todo comienza y termina
de ti ya sabes amor que tus labios me reclaman,
cada noche, y entre sueños te hablo,
te tengo, te acaricio tan cerca de tu templo,
que me convierto en espuma y te penetro,
con la suavidad de una pluma
que despiertas mojada y con ganas,
tanto que al día siguiente me pronuncias.


Me invocas,
y no vengo.


Lástima de cuerpo castigado
en tanto,
piel, dolor y sentimiento,
mientras se va deslizando el tiempo.


Conozco de ti tu amor extremo.


Y tú lo sabes.


Cavilando.
© Igna

Igna Safe Creative #0904020086825

martes

A PASOS LENTOS

La piel casi muerta, reclama a la muerte

el latir desborda el sentimiento del tiempo

se desborda la saliva en agasajos,

a su alrededor aletean sus recuerdos lejanos,

cerca una mansedumbre no le deja morirse

como quisiera en paz, no tiene tregua su alma

para un silencio merecido, camina la muerte
a paso lento, tan lento, que se ve muerto,
estando vivo.


Y no padece.


Tanta palabra escuchó en vano,

que nada le contiene, ni es de contenido

los que le rodean, su destino era escrito

en blanco, se equivocaron, el miedo

se perdió en el infinito de su liturgia.


Y nadie lo sabía.

Cavilando.
© Igna

Igna Safe Creative #0904020086825

jueves

DÍGAME SEÑORA


Si es usted la persona
adecuada para quererme,
y supo esperar años,
hasta lograr conocerme.

¿Dígame?

Si sabe que puedo amarla
que soy la persona adecuada,
¿Por qué tanta confusión?
En averiguar si son sueños,
o locuras de su imaginación,
que se han revuelto...

Dígame señora,
que a este hombre que conoce
no es como usted débil,
y aún duda si fue sueño,
dueño de unas horas;
tuyo.

Cuando con usted estuvo
mostrándole debilidades
todo un día y al completo,
haciéndome suyo, como
quiso, acompañando
mis movimientos, al compás
de mis labios, y de su coño
le extrajo todos sus frutos,


abriéndole todos sus pliegues.

Dígame señora de ojos tiernos,
por qué se fijó en mí,
por qué no en otro, entre tantos,
con ese color de ojos
que se confunde con cielo,
siendo pecador de carne y hueso,
usted señora dulce, sabe
bien escuchar sus silencios,
escrito dejé, que hay silencios
compartidos, tengo un silencio
a medias, hace tiempo contigo,


por resolver.
Sin aspavientos.

Cavilando
© Igna


Safe Creative #0904020086825

lunes

LÍCITO

Me llamo vida, por tu nombre
te llamo amor, amor que duerme
en mis sueños, me llamo amor
y me quema la vida de tenerte
metida en el segundero del reloj
que aprisiona la muñeca de mi vida.


Lícito:
Tenerte hasta en sueños, poseerte
sin hacer daño a quien rodea tu vida.

Me llamo amor, pongo mi vida
a tus contrastes, quebrantas
mis pensamientos, lícito escribirte
amor en tono de claro sentimiento,
mientras la vida pasa a la altura
de mis suelas, mi calzado resiste
la intemperie de mis lágrimas,
duele la vértebra que hace girar
mi cabeza hacia tu mundo,
lícito es decirlo sin que me escuchen.

Ilícito tenerte y no abrazarte
llega la hora, que otros llegan
para besarte, cuando me sientes

tan cercano.

Lícito y explícito.

Cavilando.

© Igna

Igna Safe Creative #0904020086825

viernes

VÁLGAME



Válganme las fuerzas
para soportar el dolor
la palabra para desahogarme,
el corazón para latir al ritmo
de la vida que acompaña.
Válganme mis recuerdos propios
como muy propios e intensos,
los que necesito,
para seguir caminado de la forma
que puedo, sin complejos.
Válgame su amor,
como alimento de mi espíritu,
su horizonte donde albergar
mi mirada, su calidez
donde respondernos mutuamente
de lo que no hablamos en silencio.
Válgame mi conciencia ante todo,
y ante todos,
para sentirme libre y sin cargos;
de nada que pudiese hacer
a la contra de mi fuerza y voluntad.
Cavilando.
© Igna
Safe Creative #0904020086825

domingo

INSISTENCIA-y CIA

Del tiempo que no ha pasado
lamiéndose el orgullo,
con los ojos bien abiertos
un hasta pronto en los labios.

Tan cierto que te amo en presente
innegable por cierto tus besos,
mi boca no cambia tu nombre
por otros nombres presentes,
te confieso que te amo
repetidamente como digo y suena,
el tono de mi voz, es de la asfixia
de amarte y no tenerte a mi lado,
aunque te escriba a diario
no se cansa mi memoria,
periódico e insistente hoy si,
como el presente que fue ayer
así te amo, sin poderte dejar


con un hasta pronto en los labios
porque siempre me adelanto
a tu insistencia, me como el orgullo
y lanzo las vanidades por el hueco
que de tanto en tanto ofrece la vida.

Cavilando.

© Igna

Safe Creative #0904020086825

jueves

MEDIO SIGLO


Medio siglo de vida,
entre alegría y dolor
medio siglo de páginas
anotadas en mi alma.
Medio siglo en el camino
de una vida que me pasa
acompañada de un racimo
de poemas, con la sabiduría
que ofrece el tiempo,
paso y no me pesa,
con todo el cariño que
me ofrecen, las raíces
que me inspiran lloro,
al compás de quien me siente,

y soy feliz.

Medio siglo me queda
cincuenta años como hojas,
para escribir, para amar,
para recordarte cada día,
medio siglo y cabellos
por envejecer, y en cada cabello
un poema,
tuyo.

Sin cavilaciones.

© Igna


Safe Creative #0904020086825

martes

DIBUJANDO FUTUROS

Hay días que escribo con el coraje
del corazón pleno de pesares,
se opacan mis días y renacen puros
alimentando todo aquello que se espera,
al sentir mutuo de los sueños sembrados.

Al menos he vivido un tiempo
resembrando mi vida al compás
de la madurez de mis años,
he mojado mis huesos alguna vez
en el equívoco del descubierto,
hoy
ayer,
tal vez mañana,
invoque al amor puro y fracase
en el intento.

Dibujo mi futuro
lamiéndome mi orgullo,
y sin ser nadie soy,
el que pronuncia amor,
musitando libertad,
fábulas mal contadas
musitan añoranzas,
despellejo amaneceres
que nunca llegan.

En el letargo de mis pensamientos
como si fueras el centro mismo de todo,
siéndolo, te paseas por mi piel,
dibujas mi corazón de color ámbar,
cuando está gris el pincel de mi mañana
tu sonrisa me devuelve la vida,
esa que me picotea insistente
en la soledad que danza sobre mi cama.

Hay días que escribo con el coraje
del corazón al descubierto,
el alma humedecida en penas,
cierro los ojos e imagino,
el amor en plena siembra,
extiendo mis brazos y te encuentro
en el centro de mis lagrimales
madurando sentimientos
quemándome el pecho
difíciles de explicar,
por intangibles, picoteo mis ánimos,
añoro los caminos pensando
que la vida fue ayer, siendo hoy
el futuro que me inspira acongojado.

Cavilando.

© Igna


Safe Creative #0904020086825