viernes

OCULTOS ENTRE LA NIEBLA

Sé que eres porque te he tenido acompañando mis pasos,
te he tenido en las ausencias, en las horas de mis noches,
sé que eres aún cuando tus labios no me pronuncian,
estuviste jugando en lo cercano de mi esencia,
en esta lejanía no cabe recordar los sustantivos,
hay veces que soy piel oculta entre las niebla
otras tan cercano sensible a tus ausencias,
que se detienen mis tiempos a destiempo en un instante,
fugaz,
la soledad de la noche se me antoja menos fría
que el cuerpo ardiente del que no tuvo tu sed,
ni tu aroma de primavera soleada, ni tu agua,
me abrazo a tu recuerdo en primera persona,
siendo la tercera la que te contempla dulce;
mujer,
fugaz como la nota compuesta de un arpegio,
sonidos de un amor bien estructurado de los años
de la juventud primeriza que aún te llama,
de la madurez acompasada de ilusiones,
tierna como el más tierno de los tallos,
de senos duros y complacientes miradas.
Sé que eres porque aún se me acelera el pulso pensándote
mis recuerdos se me antojan vividos ayer a tu lado,
se acelera la ventisca y propaga sangre por mis venas
aún no perdiendo el juicio, no me engaño.
Mujer te he visto a través de tu desnudez,
mi pretérito pluscuamperfecto no me tiente,
a recorrer tu geografía en un único viaje
sin retorno.
Y si me tienta ven a buscarme.

Cavilando.

© Igna

Safe Creative #0904020086825