jueves

DE SEDA TU CUERPO

Como la seda el alma se me cala
corazón entrelazado,
no logro descifrar tu infinito,
me vicio en los poros de tu cuerpo,
lamo cálido el pasto de tu rocío.



Por mí, penetras en tu boca
el mástil duro de mi navío,
lamiéndote me pierdo en el vacio
por ti te sumerges en mi espuma
enlazamos sentimientos,
sinapsis de lo que somos,
lobos hambrientos
desde que nos conocimos.

Soy el que te intuye y siente
el que roba tus suspiros,
el que madura tu cuerpo de cerezas,
el que convierte mis noches en tuyas,
el que transforma el fuego de nuestros labios,
el que penetra en tu sal más escondida
derramando tus deseos, en los pliegues
hambrientos de tu cuerpo.

El que te devuelve con creces
las lágrimas de amor derramadas,
el primer día que se hizo amor tu sueño,
más primitivo.

Humedeces mi sexo, mis deseos
solo con pensarte, desequilibras
el tono de los músculos de mis manos,
expresas silenciosa la ternura,
haciendo cábalas con mis pensamientos
te imagino así, desnuda y al descubierto.

Con la espuma de tus senos manchada
dices que me quieres, mientras yo te amo;
derramo en ti, la inocencia de mi culpa.
Nos envuelve el eco de un pasado.

Cavilando.

© Igna


Safe Creative #0904020086825