lunes

DE LA PENA

Qué pena tan grande amor
que sintiéndote en mis venas
circules por sangre ajena.
Qué pena de mis recuerdos
que no quieren olvidar
todo lo grato vivido contigo.
Qué pena tan grande amor
que siendo tan parecidos
paseemos por esta vida
como dos desconocidos.

¡Qué pena más grande amor!
Habiendo estado tan cerca
hagamos de la distancia,
un espejo entristecido,
donde nos desconocemos.

¡Qué pena!
Que en el silencio no se escuchen
los lamentos desgarrados,
de quien sufre lo vivido.

Cavilando.

© Igna


Safe Creative #0904020086825