miércoles

HERIDAS SIN SANGRE


Soy de las raíces del árbol que perdura
de la tierra labrada, quemada, abandonada,
del agua que regresa siempre a su cauce
soy del que se siente pueblo armado,
respondo irónico de quien de mí se lucra
y trato de enredarlo con palabra en mano.

Soy acto y actor de la propia vida
sin contratos soy, y sin contrastes,
fábula de la noche que se metió con la dama
abandonado a su suerte soy,
soy y seguiré siendo
el que dicta el verbo,
tratando de acertarlo en la diana.

Aún a sabiendas de que pocas veces
se acierta, y tantas otras se mete
el dedo en la llaga que no sangra.


Cavilando.

© Igna

Safe Creative #0904020086825