lunes

LA LUNA DE TU OMBLIGO



FURIA DESATADA
De mi deseo su furia desatada
la noche deviene, pupila entreabierta,
existo porque sé que soy nombrado,
porque tengo en las manos, signos
de mi propia vida, mi deseo en la mano
desatado, explota en tu cuerpo
al roce de tus ligas, no finjo quererme,
reflejo de mi alivio, no finjo quererte,
más allá de la duda misma, de un secreto.
De mi deseo su furia desatada,
penetro la cavidad de cada poro de tu piel
y en la cavidad inmensa donde el goce,
alimenta el amor que nos profesamos.
Rozándonos.

LA LUNA DE TU OMBLIGO
Tengo por luna tu ombligo,
por amor, tu amor y mi silencio,
por noches un sueño juntos
por versos lunas y estrellas,
tengo un pacto con el diablo
fuego en mi boca enloquecida,
tengo por sueño penetrarte
más allá de la razón, y menos
de la locura, metido siempre
en los senos de una ausente soledad,
tengo por costumbre;
escribirla versos.


Para poder entrar has de dejar
que te ensanche los labios,
que te cubren con algodones nítidos.

El diablo del amor nunca sueña.
Cavilando.


© Igna

Safe Creative #0904020086825