miércoles

BRISAS DE PLATA

En el eco de tu voz encuentro
el sentimiento que me alberga,
acariciando sueños cercanos,
en lo lejano, el desamor se va
entre días y cenizas.
No alcanza mi vista tanta lejanía
en mis pensamientos
tu vida hago mía.

Sin que tú lo sepas
enciendes mi alma,
tiempo es de volver a creer
en la oración sin miedo
que pronuncio cada noche.
Mientras me nombras,
sueños de plata, tu aliento
brisa en mi espalda y
sueños de magia.
Que están por soñar.

Cavilando.

© Igna


Sueño de día.
IGNACIO DE DIA