domingo

PARA LLEGAR A TU CUERPO

Se deja la vida rozar como un rostro
deja que te hable del silencio,
de la compostura que lo amordaza
del llanto triste, melodía amarga,
en el aire sonidos huecos,
en tu piel nadie escribió versos.
de tanto a mucho te recuerdo
mis ojos se liberan espontáneos
tu vientre inclinado hacia mi pelvis
dos cuerpos desnudos y en silencio
atados nuestros ojos al recuerdo
la vida se deja rozar como un rostro,
de amor se engalana la noche
te recorre mi piel sin cadencias
se unen las raíces huérfanas
encontrándose las vértebras,
sin temores de juicio, te amo
al vértice de mis noches silenciosas
la vida se deja rozar como un rostro.

Para llegar más lejos, nuestros pies
han de seguir la realidad incierta
nos atrevemos a soñar, nos llaman locos
en este mundo de cuerdos.

Tu rostro se deja rozar por mi vida,
la vida se deja rozar por tu rostro.

Cavilando.

© Igna

Ignacio de día.
IGNACIO DE DIA


Safe Creative #0904020086825

viernes

SIEMBRA CONMIGO


Sal, del rincón solitario
que te habita, déjate mecer
por el incansable camino
del placer, abre las manos
como si abrieras las piernas
déjate vencer, un torbellino
de sentir en ti.
No puede
amarrarse el deseo a puerto,
las tormentas rompen cadenas
queman tabúes.
Siembra conmigo la miel
de tus labios, en mi cuerpo,
regocijo de tus ansias,
mi piel erizada, se torna
del color que te agrada,
siembra conmigo el aliento
de la palabra amor,
acúnate en mis noches
respira lento, descubre
como te penetran lo profundo
como te queman las ganas,
arde conmigo en el infierno.


Sal,
rompe las olas,
busca una playa
acércate a mí,
soy arena de amor,
verbo y sentir...
Blanco de tus noches
quitándote el carmín.

Cavilando.

© Igna

Expresiones diurnas.
IGNACIO DE DIA

Safe Creative #0904020086825


lunes

AL HILO Y SIN ASPAVIENTOS

Al hilo y sin aspavientos.

Me seducen tus elecciones
nocturnas, donde el placer
habita en las palabras,
entre sábanas, queda el sudor
de dos cuerpos amados
sexo contra sexo,
en un mismo poema;
el de la carne, el del amor

el del goce terrenal
que va más allá de los cuerpos,
quedan las manchas
y el contorno en la pared
de los movimientos,
que nos elevan el alma
sin contemplaciones.

No escondas el deseo
que habita en ti,
y deja fluir las palabras
libres, libres como
el viento sin veletas.
Arqueas la espalda
y te encuentro.

Libres somos
mientras queramos
y nuestro Dios lo permita;
libres seremos.

Cavilando.

© Igna

De día vivo en la arena.
IGNACIO DE DIA

Safe Creative #0904020086825

viernes

PEREGRINOS

Podría haber sido
el cúmulo de tu poesía,
el collar de tu escote.

El néctar que me negaste
con otros lo compartes.

Siendo justo;
nunca debí acercarme.

Ahora soy peregrino
de la mano que me ofrece
su cariño.

Transitar con el alma
hecha jirones, te luce mucho.

Cavilando.



© Igna


Sueños de día
IGNACIO DE DIA

Safe Creative #0904020086825


domingo

LO QUE ESCONDE


La mar estaba serena
no vi el amor en el mar
ni vi gaviotas pasar
ni barcos que divisar.

La mar guardaba silencio
palabras no oía llegar
se confundian las olas
con mi lento pestañear.

La arena de oro pareciera
engañaba a los ojos ciegos
un silencio de oro y plata
la brisa empezó a soplar.

Un amor de otro tiempo
a lo lejos vi pasar, y pasó
tan deprisa, que olvidé
el ruido del mar, mientras
mi amor verdadero,
me transportaba hasta el lugar.

Donde la realidad habita
el corazón esconde verdades
que sólo se comparten
tantas veces contigo;
como haga falta.


Cavilando.

© Igna


También navego de día.
IGNACIO DE DIA

Safe Creative #0904020086825


miércoles

BRISAS DE PLATA

En el eco de tu voz encuentro
el sentimiento que me alberga,
acariciando sueños cercanos,
en lo lejano, el desamor se va
entre días y cenizas.
No alcanza mi vista tanta lejanía
en mis pensamientos
tu vida hago mía.

Sin que tú lo sepas
enciendes mi alma,
tiempo es de volver a creer
en la oración sin miedo
que pronuncio cada noche.
Mientras me nombras,
sueños de plata, tu aliento
brisa en mi espalda y
sueños de magia.
Que están por soñar.

Cavilando.

© Igna


Sueño de día.
IGNACIO DE DIA