miércoles

DEL POEMA



He perdido el olor de la poesía,
la mirada de la puta de enfrente
la carencia de amor y fantasía,
el norte el sur, lo que llaman
los puntos cardinales,
miro la habitación vacía,
todos los cuadros son blancos,
menos el de la ventana,
que con sorna a mis ojos reta
para mirarme.
Un poema ahora son mil metros
a ninguna parte, o quinientos,
o mil quinientos intentos,
de palabras y horas vacías.

Un poema ahora es retornar
a tener algo de real y fantasía,
y coloco esto aquí, porque
puede que haya gente,
que aún piense que esto
es poesía de la desagradecida,
y yo;
no creo en la nada,
en la nada, más absoluta
del todo, y el tono que me honra
a ser el mismo cada día.

He perdido el norte y la poesía,
desde que mis ojos se fijaron en ella
aquella tarde que yo más me alejaba
y ella más se acercaba, al fondo
del lado más enfermo e infiel,
del puto dolor que yacía en el frente,
del amor más pleno,
frío y duro, del más vil

de los metales templados.

Cavilando.

© Igna


Safe Creative #0901282484369

También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

viernes

DE LOS SUEÑOS

Se me va la vida, pensando
como se pasa la vida,
el pensamiento me impulsa
a pensar cómo llegará la parca,
en ese momento la vida
me reclama, y mis pensamientos
se alejan al infinito de mis sueños.

Y mis sueños me reclaman…

Nunca me encontré tan cerca
del eje de mis pensamientos,
mientras mis sueños se alejan
del centro de mis palabras.
Siente ahora lo que siento
al humo de las hogueras,
tantea el capricho de mi debilidad
retenida en mi memoria.

Con las manos fuertes,

y el corazón débil.

Cavilando.

© Igna


Safe Creative #0901232460740


También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

DEL AGUA Y DE TU SED

Del agua y de tu sed,
de mi fuente has de beber.

Con la libertad que ofrece amarse,
en plena libertad, y conscientes
de que la luna nos seduce y alumbra,
nuestras almas sienten sin pudor

la noche como un acontecimiento,

de la llegada del deseo.

Y cuando acude mi cuerpo niño,

se vuelve adulto y maduro,

madura la noche para nosotros

para esa mujer que me observa,


silenciosa.

Sentir como se acalora el cuerpo,
cada noche y a su lado
saborear su miembro,
mientras mi boca al pensarlo,
se hace agua...
O líquido elemento
que recorre mi cuerpo....


Hambrienta de ti, manantial de agua fresca
pienso en tus manos como acarician mis labios,
mis labios acarician la yema de tus dedos, besándolos.

Esta noche quisiera ser luna para velar tu sueño
esta noche quisiera impregnarte de mi esencia,
que notes como tiembla mi cuerpo de niña-mujer.
Esta noche quiero que vivas, amor
como nunca me has vivido
haz de mí, la mujer que deseas,
llévame por el camino de los placeres ocultos.
Bebe de mí, hasta el amanecer.

De mi agua y de mi piel,
algún día has de beber.

Cavilando.

© Igna


Safe Creative #0901162413748


También sueño de día.
IGNACIO DE DIA