viernes

MEDIANOCHE INQUIETA


No resisten mis ansias al deseo
de acoger tu cuerpo en mi regazo
me acojo a la mirada de tus ojos
y me recojo en el umbral
de tu medianoche serena.

Siénteme como te vivo en presente
al razonar se abre el corazón,
y se alejan las dudas razonables
de quien vive desnudándose,
en alma corazón e instante.

Mis días amanecen en ti
como la aurora, que se niega
a alejarse, ni sentido tiene alejar
el amanecer, tú que vives mi sentir
sintiendo tus propios sentimientos
como míos...
Te llegará una rosa cada día.

Cavilando.

© Igna


También sueño de día.
IGNACIO DE DIA


Safe Creative #0811231641128