sábado

IMPRONUNCIABLE

Si de azul, mancháremos el cielo
con el amor que nos profesamos
hoy,
mañana el cielo fuere más brillante
con recuerdos, sin pasados,
viviendo el pasado en un presente
inalterable.

Más no hay engaños, no es así
la vida que vivimos, pero pudiera
ser, la que imaginamos, sintiendo
un amanecer que complaciese
diariamente al deseo, pero no es así,
no es así, aunque quisiéramos.

Nunca digo adiós con un abrazo,
me basta mirarte a los ojos,
limpio y tardío, cuando dejo de amar,
borro todos los rastros, del querer
el olor, el sabor, la textura, la piel,
y me convierto en el más frío de
los metales, que aún es capaz
de lamerse sus heridas resecas.
Me convierto en la palabra;
impronunciable.

Cavilando.


© Igna


También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

Safe Creative #0811231641005