sábado

DEL LIQUIDO INCIERTO

Fuera yo líquido en tu cuerpo
cada vez que eres ausencia
fueran mis manos tus manos
cada noche entre tus caderas,
o fueras tú la que de mí bebieras
fuese como fuera,
divagamos donde se pierde
el ocaso, hablando, tantas certezas
cristalinas en el alma y en los ojos,
hacen que bebamos juntos,
de nuestras propias lágrimas.
Eres tú, líquido en mi cuerpo
que resbala, hasta el centro
de mis serenos sentimientos.

Se multiplican las luces
donde viven mis silencios.

Cavilando.


© Igna

También sueño de día.
IGNACIO DE DIA