martes

CUPIO


Quiero la libertad de tu cuerpo
para hacerlo mío sin remordimientos,
la brevedad de tus instantes
vivirlos intensamente largo tiempo.

La hora crepuscular donde el sol
se marcha a darle un beso a la luna,
y ese lunar tuyo, cerca de tu cintura
que siempre llevas oculto.

Y te lo tomo, sin tu permiso.

Cavilando.

© Igna


También sueño de día.
IGNACIO DE DIA