martes

CUPIO


Quiero la libertad de tu cuerpo
para hacerlo mío sin remordimientos,
la brevedad de tus instantes
vivirlos intensamente largo tiempo.

La hora crepuscular donde el sol
se marcha a darle un beso a la luna,
y ese lunar tuyo, cerca de tu cintura
que siempre llevas oculto.

Y te lo tomo, sin tu permiso.

Cavilando.

© Igna


También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

miércoles

JUSTIFICO

Justifico, mi pensamiento
de tu ardiente boca lujuriosa,
la humedad de las partes de
tu cuerpo, más impenetrables
e íntimas.

Justifico, todo lo que nos decimos
mientras todo pasa, o mientras
todo huye, justifico las rendijas
que dejo en mis silencios, para
que en ellos penetren tus palabras.

Justifico la precisa obertura
donde y cuando te penetro,
la saliva lujuriosa de tus labios,
entre mis piernas,
el calor mutuo que desprenden
nuestros cuerpos, justifico;

que me restan cien miradas
setecientos y un camino,
donde dejarme esculpirme
en tu cuerpo, tan puro como
lujurioso, cuando se lo propone.

Justifico que estuve contigo,
contigo, entre silencios,
y amanecí limpio de antiguos deseos.
Limpio como el viento
reflejado en los espejos.

Cavilando.

© Igna


También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

viernes

DE LAS FORMAS

No conozco otra manera
de contar este mi amor,
que tenerte entre mis brazos,
como agua primordial,
reteniéndote en mis manos
resbalando por mis dedos,
escapando a la razón,
de quien ama con amor,
apretando fuerte puños,
o gritando con tu voz.

No conozco otra razón
que escapar de la razón,
o abriéndote mi alma
o entregándote mi amor.

Cavilando.


© Igna


También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

sábado

DEL LIQUIDO INCIERTO

Fuera yo líquido en tu cuerpo
cada vez que eres ausencia
fueran mis manos tus manos
cada noche entre tus caderas,
o fueras tú la que de mí bebieras
fuese como fuera,
divagamos donde se pierde
el ocaso, hablando, tantas certezas
cristalinas en el alma y en los ojos,
hacen que bebamos juntos,
de nuestras propias lágrimas.
Eres tú, líquido en mi cuerpo
que resbala, hasta el centro
de mis serenos sentimientos.

Se multiplican las luces
donde viven mis silencios.

Cavilando.


© Igna

También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

martes

BARRE LA LLUVIA

Barre la lluvia los restos
de las dudas tardías.

No es buscar la verdad
lo justificable y necesario,
entramos en nuestro amor
con los ojos radiantes,
sin pensar somos cómplices
sin saber la verdad, se ama.

Las palabras son el artilugio
no necesario para entendernos,
seguimos nuestros impulsos
abrimos los besos, se convierten
en ecos, un rocío sin saber
se abre, y penetra en nuestras almas.

Barre la lluvia los restos
de un ayer inolvidable,
y nos mojamos…
Inundándolo todo,
con palabras inocentes.

Y no llueve…


Cavilando.

© Igna

También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

viernes

DEL DECIR

Dice que dice tanto y al mismo tiempo
que no sabe si se repite, o se repiten
los sentires que por mí siente, dice
que me palpita, que me conoce, que
me vive intensamente, que su vida así
lo siente, dice que susurra mis murmullos
en su sentir, que no sabe si soy fantasía
o soy realidad, cuando me dice que me ama
y su entrega o su sentir, se lo debe
al Dios que nos habita, me pregunto si
es el mismo Dios, o dos que se pusieron
de acuerdo, para que yo ame su vivir,
o me alimente de su sentir.

Y así lo hago, sin contemplaciones.


Cavilando.

© Igna

También sueño de día.
IGNACIO DE DIA