viernes

DEL PENSAR LIBRE

No es libre el pensamiento
atado al aire de tu sonrisa,
mirada que me atraviesa
mi alma esclava parece,
reclamo lo relativo del todo
retírame la pausa de los días
el momento de tenernos,
noble el amor que te proceso,
ligero, suave como el viento
no te vayas al profundo
de la causa o de la ausencia,
no hay ciencia cierta
sentido incierto del sentimiento,
así mi amor de tanto tiempo,
no es libre el pensamiento
que silenciosamente reclama
el otro lado de tu cama,
el lado oculto de los deseos
piérdete en mis sombras,
una y otra vez, quítame la pena
la ropa, la piel, déjame la voz
para que en tu cuerpo
de carne firme y vientre joven
la deje grabada, con amor.

Estoy, en fin, lleno de tanto todo,
sintiendo el vacío, la pausa diaria
que me paro a descansar sobre tu pecho
invocando a un Dios en mi camino,
que llene mis noches, con tus días;
sólo con los días, que no disipan
los ecos de tus besos tan cercanos.

No es libre el pensamiento, más,
es libre el corazón, que silente ama
padece y siente, el eco de tu voz
hecho palabras cercanas, sin pausas.
Se colman mis momentos entre
la desnudez tibia de mis sueños,
calmando la sed de mi espíritu.

Cavilando.

© Igna


Sueño de día,
escribo de noche.
IGNACIO DE DIA
Estaré fuera unos días, no muchos.
Portaros bien... Hasta la vuelta.