jueves

ADRIANA & DAMIAN







Yeappp, a mi que no me agradan estos rollos, me piden que quien quiera los vote en ese concurso de fotografías, os presento a Adriana (mi hija) y Damián su novio y compañero o viceversa.
También los encontráis en facebook.

Hoy no hay poesía, gracias y colaborar, que son jóvenes.
Hoy sin cavilaciones.



Igna Safe Creative #0904020086825

miércoles

RAICES Y SUEÑOS




Si crees que ha sido un sueño,
mírate en lo profundo de tu ser,
si crees que no es realidad
mírate en el fondo de tu piel,
si pensaste que jamás llegaría
a suceder, descubre a que huele
tu piel, si pensaste que no podías
llegar a crecer, mira si has crecido.

Si pensaste que el amor es mentira,
dime qué piensas ahora,
si soñaste conmigo alguna vez,
no interpretes tus sueños
observa la realidad de tu instante,
tú que eras la que lates hace tiempo
en lo profundo de mi querer,
que conoces mis gemidos de placer,
viste mis ojos, anochecer,
cuando yo vi los tuyos amanecer,

nos consumimos de tantas ganas,
se perdió abril, y llega agosto
abrazándonos , ahora ya no somos
extraños, a este mar de soledades,
somos olas fundidas en el aire,
que en la mar se cruzan, amándose.

Enraizándose como algas.
Tu nombre ya conoce mi amor.

Cavilando.

© Igna


Mis días descansan,
la noche me abraza.
IGNACIO DE DIA

jueves

EPICENTROS DISTANTES

Se intuyen las líneas de tu cuerpo,
te dibujo con mi mano, cómplice,
cada milímetro de tu piel, mientras
mis pensamientos se acurrucan
entre tus muslos y sentimientos.

Tras las quimeras, mi vida se consume,
esperando escribo sobre mi piel,
las noches que nunca estuve contigo,
cansado de gritar que poco, es suficiente,
mis ojos se duermen donde tus caderas
alcanzan la cúspide más baja de tu cintura.

Traiciono a mi cuerpo, engañándole,
haciéndole creer que fue anoche,
cuando en realidad han pasado lunas
del último orgasmo que hiciste mío.

Te dibujo por encima y por debajo,
se me gastan los lápices de colores,
entonces te dibujo en blanco y negro
mis labios te van comiendo, a fuego lento,
los tuyos una sinfonía en re menor,
lamiendo la desnudez de mis palabras.

Escapando a las pausas cuando amanece,
de noches agitadas, en suspiros ajenos
comienza un nuevo día, volviendo
a intuir tu cuerpo, me quedo sin saliva,
de hecho la gasté la última noche,
de tanto ansiar, los labios de tu vagina.

Me hundo suave, lento, contra el azul,
más profundo de tu sagrado cuerpo
te pierdes en las sombras, y te encuentro,
lamiéndome la piel de mis instantes
las partes más distantes del centro
del que dices llamar, tu epicentro preferido.

Cavilando.

© Igna


También vivo de día
IGNACIO DE DIA

sábado

MADRUGADAS ADULTERAS

Son tus labios y mis labios, soledad que no permite,
vivir tranquilos, con sosiego. Pisoteando el sueño
de las madrugadas nítidas, el amor va en miserere
producido por el aire que nos alimenta, y la vida
se resiste a acomodarse, plácida, en lo conocido.

Nos seguimos preguntando por las respuestas,
seduce la vida, el cálido amor del amante silencioso,
me agradan de tus piernas su longitud, allí donde
llegan mis besos, al norte donde se mecen tus cabellos.
En medio donde el ocaso, se moja del aroma del cruce
de tu cuerpo, el recoveco de tus curvas a mi lengua
desata placeres, de tu cuerpo tímidos gemidos, temerosa
de que alguien descubra, la verdadera belleza que
ocultas en tu interior, que con sigilo guardas, sólo
transparente a las miradas de quien amas, y a tu vestido
de domingo, blanco nítido, le colocas un velo, para
que nadie intuya quien fue ayer, dueño de tu placer
y dejó tus pezones en estado de cúspides prodigiosas.

Nos seguimos preguntando por las respuestas,
que no pueden expresarse, porque ese sentir
no puede más que alimentar a las personas que gozan,
de noche, adúlteras, bajo tu ombligo se esconde,
el manjar del amor, con tu útero describes a modo de espasmos
el paso de mi vida por la tuya, lo neutro de la libertad,
de quien ama sin condiciones, y sin considerar las personas
que el futuro nos depara, sin importarnos,
nos alimentamos de éste día a día
donde el amor renace cada madrugada.
Entre nuestras sábanas, nos protegemos
de las insolencias venideras, y tu vestido
te impide ver lo que yo siento, al sentir tu piel.

Cavilando.

© Igna

También sueño de día
IGNACIO DE DIA

viernes

CIERTO

Cierto que huí a medias, de amores baldíos,
cierto que mientras fue, mi entrega fue total,
cierto , que quise, deseé, el cuerpo ajeno,
la sangre y el fuego, que me llamaba.

Cierto que me vi reflejado en espejos rotos
cierto que se me desfiguró el alma, cierto,
no menos cierto que me rompieron
parte de mi agrietado y sangrante corazón.

Tan cierto, cayeron sobre mi cuerpo,
manos que no supieron retenerse,
no menos cierto que mis manos no
se reprimieron, en el instante que quise.

Cierto que me marché cuando quise,
siempre razonando mi partida, mi huída.


Cierto que pueden llamarme cobarde,
no menos cierto que soy valiente,
por tomar mis propias decisiones,
rompiendo las reglas que no existen.

Tan cierto que ahora, cabellos canos
e instantes sobre mi espalda, amo,
como no había amado nunca, deseo,
después de tanto amor, después de
tanto lecho, aprendo amar de nuevo,
desde el principio, con la lección
aprendida, y nadie es culpable.

Sólo ella, que con sus palabras,
me eleva al monte, donde nadie subió,
ella, que está conmigo aunque no lo sepa,
ella, agua miel de mis labios, cuando besa,
cuando sin decir nada, calla, otorga y ofrece,
una sinceridad que no puede ocultar,
ella que con agua, limpia los pliegues
más recónditos de mi cuerpo, con unas manos
que bien parecen, alas de mariposa,
crisálidas que encienden mi deseo,
ella que me cubre, y sustenta mi amor
sobre la tierra, ella que me ama,
sin haberme escogido, ni haberlo decidido,
ella que se impregna en mis adentros,
ella que acepta este instante eterno
del ahora, porque así lo admite y acepta.

Ella “la vida”, por haberme escogido.


Sin respuestas.

Cavilando.

© Igna


También vivo de día
IGNACIO DE DIA

domingo

BUSQUEDAS Y ENCUENTROS

Vivo la vida como en sueños,
vivo, y no sé si sueño,
y cuando despierto
no sé si vivo,
estoy soñando
o tal vez esté muriendo.

Mañana quedarás plena
caerá sobre ti todo el amor
acariciarás su piel,
a tu alcance sus sentidos,
por tus carnes se esparcirán
fuerzas que ya conoces.

Tiempo para contarlo,
mirada para captarlo,
e incertidumbre para
un instante, porque
el tiempo no existe.

Vivo la vida como en sueños,
vivo, y no sé si es sueño,
y cuando despierto
estoy en un mañana,
sintiéndolo.


Te busco aunque no deba,
y me encuentras, buscándote.

Cavilando.

© Igna



También vivo de día
IGNACIO DE DIA

martes

AMOR SIN CAUSAS

Tu efecto reside en mí
es un amar sin causas
azar del destino inquieto
amor que no se improvisa.

Fuertemente armada
con palabras de amar
escudo de versos y rimas,
pare de sus entrañas poemas
qué bien parecieran míos,
y no lo son,

causa efecto de amores
ocultos, mi mar está bravío,
sólo ella apaga la tempestad,
con un simple gesto,
o mejor sin causas,
al amar no se le ponen,
de mi sangre brota, amor
que ella recoge, funde
con el suyo y silencia.


Cuando debe, y con mis flores.

Cavilando.


© Igna
También vivo de día
IGNACIO DE DIA