sábado

PROSTITUCIONES

Perdí mi fe, en la adolescencia;
y en la prostitución del cuerpo,

la recupero mansamente
junto a la persona que amo,
con más fuerza.

Sin pagar precio alguno.


Amando.

Cavilando.

® Igna


También vivo de día
IGNACIO DE DIA