miércoles

MIENTRAS TANTO

Mientras pueda viva o duela,
el correr de mi sangre transite,
en el cómplice de tu argumento
sin disimulos ni indiferencias
mientras mi corazón persista
latiendo al compás del tuyo,
mientras sigas diciendo
que he abierto tu corazón
tus dudas y tus miedos,
mientras siga entre tus pliegues
argumentando que el amor,
no es un afuera desflorecido
mientras siga mi lengua
recorriendo los senderos de tu cuerpo
agitando las alas en silencio y
sienta la vida ver pasar,
mientras mis manos temblorosas
den con el caudal o atrapen el
sabor de tus instintos, mientras
me queden marcas en las ingles
de noches al descubierto, pensando,
que puedo llegar a ser tuyo,
cuando quieras y sin recato.

Mientras una raíz arraigue
y otra se me enrede por el alma
siendo de la misma especie, y
la ausencia no me atrape
en el cansancio, mientras tus manos
sepan recoger el sustento del amor,
y las sombras del deseo nos apunten,
mientras se pasa página de un instante
a otro, como cuando duermes
en la cumbre de los suspiros,
mientras tanto sabrás que no estoy dormido
que guardo el primer vistazo de tus vestidos
en la memoria de todos los años,
desde el primer día, que me cobijé
en el fuego apacible de la sombra de tu cuerpo.


Mientras tanto amando.

Cavilando.



© Igna



Igna
Safe Creative #0904020086825

jueves

DEL SABER QUE ESTÁS

Si pudiera ser araña
cubriría su cuerpo
con el amor que tejo,
o si fuese viento,
llegaría hasta ella,
uniendo sentimientos.

Del correr el agua,
libre y limpia
como sus palabras,
o si fuese nube
para descargar el agua
gota a gota sobre su cuerpo,
cada gota un silencio,
y en cada gota, un beso.

Mis vientos de tu imagen
cristalinos de la mano
los besos como lirios
la paz en los regazos,
los días que anduvimos
tomados de las manos,
quedan así escritos…
Con puntos suspensivos
porque no hay amor que muera,
tan sólo descansa silencioso,

en una brisa de recuerdos agridulces,
del saber que estás, y no tenerte
cuando quiero, entre mis telas.
Tejiendo versos, a falta de besos.

Cavilando.


Safe Creative #0812252289979

© Igna

También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

sábado

DE TANTO EN TANTO

Viajeros de nuestros sueños,
nos desplazamos por el mañana
en tardes dispersas, de tanto en tanto….

De tanto en tanto la necesito
cercana, desnuda de palabras,
desnuda de alma, desnuda su piel.

De tanto en tanto, me refugio
en su cuerpo, en sus senos
o en su templo, de tanto en tanto
volvemos al regreso, con las pupilas
nítidas y sin misterios, regresamos
con uno o cuatrocientos besos,
de tanto en tanto el deseo es tan puro,
que la agonía del tiempo
que permanecemos juntos,
se pierde en orgasmos, de tanto en tanto,
jugamos a ver quien llega el primero,
a la cúspide del cielo, y yo siempre,
me quedo en el infierno, de tanto en tanto,
todo huye, y regresa de nuevo,
con la certeza de ser amados,
como nos amamos en sueños.

De tanto en tanto
sólo de tanto en tanto,
porque así lo queremos.
Y le vuelve loca desnudarme,
sea lunes, o miércoles
de abril, o de febrero.

Yo sueño cada día,
dejando de tanto en tanto,
para mañana, cavilando,
del porqué se marchitan flores;
cada día…


Cavilando.

© Igna




Safe Creative #0812202274376

También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

martes

CUANDO REFIERE

Cuando refiere un dolor agudo
punzante y en el pecho,
cuando refiere que las noches
son un tormento, la soledad
se ha quedado sin argumentos,
la nitidez de su mirada,
se ha dejado caer en la tristeza,
no llueve, aún así mantiene
el rostro mojado por las lágrimas,
habla y no se escucha,
piensa y no se siente.

Solo sabe que el destino
ha jugado con su tiempo,
se ha perdido parte de su vida
queriendo a la misma persona.

Hace tiempo que dejó de amarle
no sabe como decirlo, por eso
le dice a su mejor amigo
que lo exprese por ella.



… Y su mejor amigo es su amante.

Cavilando.

© Igna


También sueño de día.
IGNACIO DE DIA


Safe Creative #0812161757422

miércoles

DE LOS BESOS EN SILENCIO

En la tierra muerta
solo crece el silencio
de mi voz apagada,
hago crisis de mis versos
deletreo tu nombre,
juego con tus palabras
aún así la semilla es
de amor contenido
hecho cristal.

Hecho de cristal tu cuerpo
cada vez que soy ausencia,
sabemos quiénes somos,
y no podemos ser más,
bajo un azul con fondo
con destino y por el agua,
me llegan sus besos,
vuelan por las olas,
y entrego mi tiempo
al vivir del dolor que causa,
vivir sintiendo, o sentir
sin vivir esos besos cercanos.


Aunque cierre los labios
una voz me dice aquí estoy,
no ignores la evidencia
del calor mutuo, de lo que un día
fue un acoplamiento perfecto.

Aunque no lo recuerde.

Cavilando.

© Igna



También sueño de día.
IGNACIO DE DIA


Safe Creative #0812101741597

domingo

CABALGAR EN MI ESTRELLA

He visto y sentido
el empuje pasional
de su emoción.
He notado volar
mi locura hacia
el orgasmo sublime,
mis ojos cerrados
se han abierto
ante ti, tú siempre tú,
que me hiciste soñar
y en mis sueños apareces
das de beber a mi cuerpo.


Tú que con tus empujes
me llevaste al placer
desconocido, yo,
que te sentí entrar y salir
para dar empuje a mi sexo,
tú que me oíste gemir
como nadie, he de decirte
te amo, y te lo digo.


Llévame a cabalgar
de nuevo a las estrellas,
a besar ese lunar de tu piel
que nadie conoce,
donde los poemas se escriben
con los rayos de la luna.


Donde los gemidos
son el fruto de un sexo
que te cabalga, y sueña
amando.




Cavilando…

© Igna


También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

Safe Creative #0812091737136

miércoles

EN LA RAIZ DE LA NOCHE

Tengo besos en los labios,
y lluvia de sentimientos,
tengo dedos, tengo manos,
para recorrer despacio
los lindes de tus contornos
acurrucarme en tu pecho
y perderme en tu cintura.

Como caballo hambriento
cabalgar tus sentimientos
encima de tu cintura,
alegre y con tu soltura
provocarnos unos instantes
de vacío, en lo que todo
queda pleno.

El amor destila a la nada
se acurruca en la destrucción
de las horas, sueños con
serpientes acechan, el tumulto
de toda la tristeza vulnerable
se hace agua, estrellándose
contra la nada, y la nada
no logra romper los minutos,
de las horas que no fueron,
ni el preludio, ni la raíz de la noche.
Y caigo en el sueño de lo que nada
sucedió, en la realidad de lo sucedido
se esconde la alegría de tus párpados
en calma, tuve que aprenderlo antes,
tal vez no quise o no pude, realizar
con mis manos, ese viaje del diálogo
absurdo, que separa mis sueños
de mis pensamientos tangibles.

De vez en cuando la palabra se redime
y deja libre al hombre que la pronuncia.
Libre.

Cavilando.

© Igna



También sueño de día.
IGNACIO DE DIA


Safe Creative #0812031717082

sábado

DE LA FLOR EN LA LUNA

Cada noche unas ausencias,
palabras moldeadas,
con el barro de la tristeza,
cómplice de tu espalda ausente,
hecho carmín tu cuerpo,
a tu cuerpo echo de menos,
hecho cristal, de cristal tus senos,
a tus senos echo de menos.

Extraños y extremadamente unidos
a este mar de soledades y silencios
deseos sin retribuciones, contigo;
el silencio se agudiza, se fragua,
y la flor arrojada a la luna llena,
la noche que nos conocimos, amantes
de lo ajeno, la cama extraña,
sin extrañarnos a nosotros mismos,
ni ajusticiando nuestros actos,
nos dimos mutuo permiso para jugar
con nuestros cuerpos desnudos,
y ahora en noches de ausencia,
miramos a la luna, y las flores
nos cosquillean, allí donde el canto
de las aves se pierde, o se confunde
con unos gemidos, grabados para siempre
en lo más profundo de nuestra sensata
piel, hilos de agua invisible nos recorren.



En lo más profundo de nuestras sensaciones.

Cavilando.

© Igna



También sueño de día.
IGNACIO DE DIA


Safe Creative #0811291693303

IMPRONUNCIABLE

Si de azul, mancháremos el cielo
con el amor que nos profesamos
hoy,
mañana el cielo fuere más brillante
con recuerdos, sin pasados,
viviendo el pasado en un presente
inalterable.

Más no hay engaños, no es así
la vida que vivimos, pero pudiera
ser, la que imaginamos, sintiendo
un amanecer que complaciese
diariamente al deseo, pero no es así,
no es así, aunque quisiéramos.

Nunca digo adiós con un abrazo,
me basta mirarte a los ojos,
limpio y tardío, cuando dejo de amar,
borro todos los rastros, del querer
el olor, el sabor, la textura, la piel,
y me convierto en el más frío de
los metales, que aún es capaz
de lamerse sus heridas resecas.
Me convierto en la palabra;
impronunciable.

Cavilando.


© Igna


También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

Safe Creative #0811231641005

viernes

DE LA IDA


Siempre rodando
carreteras y caminos
descubriendo con él
al mismo valioso tiempo
cómo quiere y porqué quiere...
Irse,
y en el camino
los encuentros pensados
hacerse realidad,
al tiempo que aquí dejas
al descubierto lo vivido.

Irse por desnudar el olvido
dejando la ropa por el camino.

Cavilando.

© Igna

También sueño de día.
IGNACIO DE DIA


Safe Creative #0811231641005

MEDIANOCHE INQUIETA


No resisten mis ansias al deseo
de acoger tu cuerpo en mi regazo
me acojo a la mirada de tus ojos
y me recojo en el umbral
de tu medianoche serena.

Siénteme como te vivo en presente
al razonar se abre el corazón,
y se alejan las dudas razonables
de quien vive desnudándose,
en alma corazón e instante.

Mis días amanecen en ti
como la aurora, que se niega
a alejarse, ni sentido tiene alejar
el amanecer, tú que vives mi sentir
sintiendo tus propios sentimientos
como míos...
Te llegará una rosa cada día.

Cavilando.

© Igna


También sueño de día.
IGNACIO DE DIA


Safe Creative #0811231641128

domingo

QUE NO DESPIERTE


Que no despierte la aurora
que no despierte, que duerme
mi amor embrujado sobre su
alcoba, que no despierte la
mañana que no despierte,
que sueña mi niña alegre,
sobre su alcoba, que no despierte
mi niña, que no despierte
que mientras duerme ama silente.

Será verdad, eso que dice….
Que sueña con nata blanca
entre sus dientes,
sintiéndose la culpable
siendo inocente…

Que pisa la luna opaca,
sobre su suerte…

Cavilando.

© Igna
También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

martes

CUPIO


Quiero la libertad de tu cuerpo
para hacerlo mío sin remordimientos,
la brevedad de tus instantes
vivirlos intensamente largo tiempo.

La hora crepuscular donde el sol
se marcha a darle un beso a la luna,
y ese lunar tuyo, cerca de tu cintura
que siempre llevas oculto.

Y te lo tomo, sin tu permiso.

Cavilando.

© Igna


También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

miércoles

JUSTIFICO

Justifico, mi pensamiento
de tu ardiente boca lujuriosa,
la humedad de las partes de
tu cuerpo, más impenetrables
e íntimas.

Justifico, todo lo que nos decimos
mientras todo pasa, o mientras
todo huye, justifico las rendijas
que dejo en mis silencios, para
que en ellos penetren tus palabras.

Justifico la precisa obertura
donde y cuando te penetro,
la saliva lujuriosa de tus labios,
entre mis piernas,
el calor mutuo que desprenden
nuestros cuerpos, justifico;

que me restan cien miradas
setecientos y un camino,
donde dejarme esculpirme
en tu cuerpo, tan puro como
lujurioso, cuando se lo propone.

Justifico que estuve contigo,
contigo, entre silencios,
y amanecí limpio de antiguos deseos.
Limpio como el viento
reflejado en los espejos.

Cavilando.

© Igna


También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

viernes

DE LAS FORMAS

No conozco otra manera
de contar este mi amor,
que tenerte entre mis brazos,
como agua primordial,
reteniéndote en mis manos
resbalando por mis dedos,
escapando a la razón,
de quien ama con amor,
apretando fuerte puños,
o gritando con tu voz.

No conozco otra razón
que escapar de la razón,
o abriéndote mi alma
o entregándote mi amor.

Cavilando.


© Igna


También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

sábado

DEL LIQUIDO INCIERTO

Fuera yo líquido en tu cuerpo
cada vez que eres ausencia
fueran mis manos tus manos
cada noche entre tus caderas,
o fueras tú la que de mí bebieras
fuese como fuera,
divagamos donde se pierde
el ocaso, hablando, tantas certezas
cristalinas en el alma y en los ojos,
hacen que bebamos juntos,
de nuestras propias lágrimas.
Eres tú, líquido en mi cuerpo
que resbala, hasta el centro
de mis serenos sentimientos.

Se multiplican las luces
donde viven mis silencios.

Cavilando.


© Igna

También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

martes

BARRE LA LLUVIA

Barre la lluvia los restos
de las dudas tardías.

No es buscar la verdad
lo justificable y necesario,
entramos en nuestro amor
con los ojos radiantes,
sin pensar somos cómplices
sin saber la verdad, se ama.

Las palabras son el artilugio
no necesario para entendernos,
seguimos nuestros impulsos
abrimos los besos, se convierten
en ecos, un rocío sin saber
se abre, y penetra en nuestras almas.

Barre la lluvia los restos
de un ayer inolvidable,
y nos mojamos…
Inundándolo todo,
con palabras inocentes.

Y no llueve…


Cavilando.

© Igna

También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

viernes

DEL DECIR

Dice que dice tanto y al mismo tiempo
que no sabe si se repite, o se repiten
los sentires que por mí siente, dice
que me palpita, que me conoce, que
me vive intensamente, que su vida así
lo siente, dice que susurra mis murmullos
en su sentir, que no sabe si soy fantasía
o soy realidad, cuando me dice que me ama
y su entrega o su sentir, se lo debe
al Dios que nos habita, me pregunto si
es el mismo Dios, o dos que se pusieron
de acuerdo, para que yo ame su vivir,
o me alimente de su sentir.

Y así lo hago, sin contemplaciones.


Cavilando.

© Igna

También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

lunes

LEJANIA

La ausencia nunca debilita
el cariño hacia ti;
ocurre solo, que no veo tu
mirada, y parece que me
falte una parte de mi mismo.

No existe tiempo, amor
que yo no pase a tu lado,
sintiendo, latir tu corazón,
desde el último encuentro
de amor.

Aunque esté lejos.

Cavilando.

© Igna



También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

viernes

VENTISCAS DEL CORAZÓN

En el sitio que se atrapan las sombras
tantas las intimidades en mi mente
donde se difumina la mirada y la vida,
allá donde crece el viento de otoño
tantos los silencios de mi corazón,
hoy hablo de la vida de las palabras
desde donde el verbo o el verso se dilata,
con los ojos fijados en el tiempo.

Hoy hablo conmigo, de cuando el tiempo
se aleja despreocupado del instante,
y preocupada la noche con su cita reza,
resucita el volcán descontrolado,
se levanta ventisca, una lluvia fina cala
el pensamiento más recóndito del cuerpo,
nada se gana si por nada se lucha,
no nace el olvido con el tiempo,
más bien brota desde todo lo vivido
de estaciones pasadas, de amores sentidos.

Aquí es; el ahora o el hoy, estrangulo mi voz
escribiendo el poema que nunca recuerdo,
tal vez en instantes tardíos cese la ventisca
y el pensamiento a la deriva, vague,
en sueños.

Cavilando.

© Igna


También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

sábado

HABLANDO DE TI

Amando este sentir que nos une,
silenciando todos los besos dados,
cada vez que estás y te imagino
piel traslúcida en mi espalda,
el mismo amor que alimenta
cuerpo y alma, abriendo los sentidos
te adivino.

Mis manos, como los primeros rayos
de un amanecer constante, trepan
por tu cuerpo exuberante, en la quietud
de tu esencia.

Te adivino con los ojos cerrados,
sin hallar palabras para darte,
cual bálsamo preciso, siento el calor
de tus espasmos.

Hablando de ella me desconozco,
descubro el sentimiento de un latido,
la sombra escarpada del derroche
se avecina, y la noche queda larga,
cae tan lejos…

Cuando es a ti a quien amo,
mis heridas se transforman.
el verbo se dilata, y tú nombre
se hace amor, vibra y estalla,
en lo profundo de mi pecho,
abriendo todo el caudal,
de mis silencios.

Cavilando.

© Igna

También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

domingo

A ORILLAS DE LA MADRUGADA

Con el retorno infinito al presente,
tantas intimidades,
se desprendieron de nuestros cuerpos,
tantos, no sé cómo pude desprenderme del silencio,
tantos huecos sueltos, puntos suspensivos,
reminiscente, puede ser que hoy al pensarte,
se altere mi columna, y no me resista, ni te resistas,
a buscar la nata nívea de mi cuerpo,
se cierran las distancias, el amor no debe ser
la excusa, el lobo piadoso, la droga sutil,
con que encubrir la palabra deseo.

Debe ser el tiempo, la noche fulminante,
la vida, el amar, la sonrisa cómplice compartida,
es preciso atar el tiempo que nos cubre,
envueltos juntos en el mismo aire, en los mismos
labios, en los mismos pliegues, que no quedan,
plegados cuando te tengo, y la nata que buscas
la encuentras en el rostro que te espera,
en tus ojos, en lo más profundo de tu coño,
o en el fuego de tus senos, lujuriosos,
las heridas se cierran, con hilos que cortan
los silencios, todas las conversaciones,
quedan agolpadas sobre el cuerpo.

Sentados sobre la ternura, quedamos los dos,
abrazándonos, como nos abraza la noche,
la orilla de la madrugada está al llegar,
y siento tu corazón, latiendo al compás
de mis suspiros, cuando me dejas vacio
y el músculo que te nombra, reposa flácido,
sobre tu cuerpo, tanta felicidad, no es capaz
de eliminar nuestros desvelos, cómplices…

Cavilando.

© Igna


También sueño de día.
IGNACIO DE DIA

viernes

DEL TACTO Y SU ESENCIA

Del tacto perfectamente recordado,
guardo en esencia, el de sus manos,
bajo la luz de las eternas soledades
crece el amor que proceso, ingenuo.

Esa manía mía convertida en silencio,
de ver el nacimiento de una lágrima
abocada, al refugio de sus ojos radiantes,
quisiera irme caminando lentamente
por el sendero que ella me concedió,
para transitar sin daños, cerrar las puertas,
e irme donde ella habita, lejos de esta
vida, que me parece impropia, incongruente,
rodeado del dolor que me observa.

Yace en el fondo del abismo lúgubre,
una sonrisa que me busca, y no me encuentra,
estoy mal, o estoy bien, no puedo verme
cuando el sol me acaricia, aparecen en mis sienes
tentáculos que a todas partes llegan, claros oscuros
sin interrupciones, trato en ese momento
de acercar sus ojos y sus labios a los míos,
e imprimo mi amor en el tacto de sus manos.

Esas que me acarician en soledad y silencio,
y tiemblo de pasión cuando me recorre,
sofocando el dolor de mi alma y de mi cuerpo
amor de pájaro nocturno rompiendo mis poemas,
desnudando cuerpos y silencios, ella, siempre
ella, me recorre cuando más lo necesito,
y mi voz se lo agradece eternamente,
tratando de ser verso, o ser constancia,
o un susurro de amor debajo de su espalda.
Ahora lo comprende, ángel sin final, y con retorno...

Cavilando.

© Igna

Descansan mis días.
IGNACIO DE DIA

DEL PENSAR LIBRE

No es libre el pensamiento
atado al aire de tu sonrisa,
mirada que me atraviesa
mi alma esclava parece,
reclamo lo relativo del todo
retírame la pausa de los días
el momento de tenernos,
noble el amor que te proceso,
ligero, suave como el viento
no te vayas al profundo
de la causa o de la ausencia,
no hay ciencia cierta
sentido incierto del sentimiento,
así mi amor de tanto tiempo,
no es libre el pensamiento
que silenciosamente reclama
el otro lado de tu cama,
el lado oculto de los deseos
piérdete en mis sombras,
una y otra vez, quítame la pena
la ropa, la piel, déjame la voz
para que en tu cuerpo
de carne firme y vientre joven
la deje grabada, con amor.

Estoy, en fin, lleno de tanto todo,
sintiendo el vacío, la pausa diaria
que me paro a descansar sobre tu pecho
invocando a un Dios en mi camino,
que llene mis noches, con tus días;
sólo con los días, que no disipan
los ecos de tus besos tan cercanos.

No es libre el pensamiento, más,
es libre el corazón, que silente ama
padece y siente, el eco de tu voz
hecho palabras cercanas, sin pausas.
Se colman mis momentos entre
la desnudez tibia de mis sueños,
calmando la sed de mi espíritu.

Cavilando.

© Igna


Sueño de día,
escribo de noche.
IGNACIO DE DIA
Estaré fuera unos días, no muchos.
Portaros bien... Hasta la vuelta.

jueves

ADRIANA & DAMIAN







Yeappp, a mi que no me agradan estos rollos, me piden que quien quiera los vote en ese concurso de fotografías, os presento a Adriana (mi hija) y Damián su novio y compañero o viceversa.
También los encontráis en facebook.

Hoy no hay poesía, gracias y colaborar, que son jóvenes.
Hoy sin cavilaciones.



Igna Safe Creative #0904020086825

miércoles

RAICES Y SUEÑOS




Si crees que ha sido un sueño,
mírate en lo profundo de tu ser,
si crees que no es realidad
mírate en el fondo de tu piel,
si pensaste que jamás llegaría
a suceder, descubre a que huele
tu piel, si pensaste que no podías
llegar a crecer, mira si has crecido.

Si pensaste que el amor es mentira,
dime qué piensas ahora,
si soñaste conmigo alguna vez,
no interpretes tus sueños
observa la realidad de tu instante,
tú que eras la que lates hace tiempo
en lo profundo de mi querer,
que conoces mis gemidos de placer,
viste mis ojos, anochecer,
cuando yo vi los tuyos amanecer,

nos consumimos de tantas ganas,
se perdió abril, y llega agosto
abrazándonos , ahora ya no somos
extraños, a este mar de soledades,
somos olas fundidas en el aire,
que en la mar se cruzan, amándose.

Enraizándose como algas.
Tu nombre ya conoce mi amor.

Cavilando.

© Igna


Mis días descansan,
la noche me abraza.
IGNACIO DE DIA

jueves

EPICENTROS DISTANTES

Se intuyen las líneas de tu cuerpo,
te dibujo con mi mano, cómplice,
cada milímetro de tu piel, mientras
mis pensamientos se acurrucan
entre tus muslos y sentimientos.

Tras las quimeras, mi vida se consume,
esperando escribo sobre mi piel,
las noches que nunca estuve contigo,
cansado de gritar que poco, es suficiente,
mis ojos se duermen donde tus caderas
alcanzan la cúspide más baja de tu cintura.

Traiciono a mi cuerpo, engañándole,
haciéndole creer que fue anoche,
cuando en realidad han pasado lunas
del último orgasmo que hiciste mío.

Te dibujo por encima y por debajo,
se me gastan los lápices de colores,
entonces te dibujo en blanco y negro
mis labios te van comiendo, a fuego lento,
los tuyos una sinfonía en re menor,
lamiendo la desnudez de mis palabras.

Escapando a las pausas cuando amanece,
de noches agitadas, en suspiros ajenos
comienza un nuevo día, volviendo
a intuir tu cuerpo, me quedo sin saliva,
de hecho la gasté la última noche,
de tanto ansiar, los labios de tu vagina.

Me hundo suave, lento, contra el azul,
más profundo de tu sagrado cuerpo
te pierdes en las sombras, y te encuentro,
lamiéndome la piel de mis instantes
las partes más distantes del centro
del que dices llamar, tu epicentro preferido.

Cavilando.

© Igna


También vivo de día
IGNACIO DE DIA