viernes

PENSÁNDO_NOS

Se que piensas en mi porque lo siento,
cuando dejo volar mi pensamiento
es ahí donde cercano y en mis sueños
a punto de tocarte, ya te encuentro…

Se que piensas en mi en todo momento
porque el aire que respiro está incompleto
el suspiro con que inhalo no me alcanza.
Porque tú te llevas todo el resto.

Se que piensas en mi porque despierto
presintiendo el calor tibio de tus besos
el aroma embriagante de tu aliento,
recorre sin pudor todo mi cuerpo.

Se que te pienso, me vuelvo fuego,
me abraso en tus llamas, me quemo.

Siendo cenizas sobre tu carne.

Hambriento, en la tibieza de la noche,

___________________y sin tu aliento.

Cavilando.

© Igna



Mira la otra cara
Ignacio Diurno


CLARABOYA - BRISA URBANA AQUÍ



martes

TIEMPOS



¿Cómo no robar un poco

de tiempo a tu tiempo?

Y sentir que no se evita,

que las palabras perduran

tu alma sigue intacta,

vuélvase multicolor

el horizonte y mirando.

Perder mi tiempo

en tus adentros

¿Cómo no alargar el día?

_Si la noche es tan corta_


¿Cómo no robar un poco

tiempo al tiempo?

Si con ello, más te pienso.


Tiempo al tiempo.Cavilando.

© Igna

Mira la otra cara
Ignacio Diurno

Y no dejes de pasar AQUÍ
Brisa Urbana


viernes

MIMICA____MEMETICA____ENTRE HUMO

Entre humo:

Tratando de huir de la memética
encuéntrenme a veces con la mímica
y los contadores de gramática,
jugando a ser inuentico
y huyendo del elocutio
desgraciadamente desde aquí
no puede practicarse el actio.

No quisiera hacer una tragedia
que a buen saber se entiende

dividida en dos partes,
que no enumero.

No pretendiese
entablar una catarsis
pues no sigo la teórica de Logino,
aún a pesar de decir los doctos
que el decorum
nunca esté subyugado
a lo sublime.

Más tengo una guerra abierta
entre lo apolíneo y lo dionisiaco
jugando a ser pragmático
la idea de lo paradisíaco.

Entretenido con las teorías
de las falacias;

que a buen sabedor son cuatro

mal me guíen mis instintos
a jugar con las gramáticas,
colocando los acentos.

En palabras añejas,
Y distantes, a mis oídos.

Y sin saber que se fumaba.

Cavilando.

© Igna


Mira la otra cara
Ignacio Diurno