martes

ORIGEN BARRO Y FUEGO

En la nostalgia en do mayor,
y en el preludio,
de las cercanías,
el origen habla de ella.


Arrastro un íntimo dolor
que solo yo conozco,
las palabras se me tensan
la noches se convierten
en colmenas de acero,

se bañan tus silencios
iluso el viento penetra,
más allá de la libertad
de los caminos abiertos,

e intento consolar mi piel;
tus recuerdos que nunca fueron,

grabados ni en madera,
ni en mármol,
ni en agua ni en fuego.

Vírgenes quedaron
grabados, desprotegidos,
en el hipocampo
en la raíz encendida
de tus pupilas,

esas que aún resuenan
en alguna parte de mi vida.

Como el grito apagado
de la libélula,
____________muertos.

En la nostalgia
de la última nota.
Y sin origen.

Cavilando.

© Igna


Mira la otra cara
Ignacio Diurno