miércoles

DIREMPTIONES_DIRECTIUM

Busco entre mis sábanas
los versos que jamás te daré,
permito que se caiga la tristeza,
debajo de la cama, ajena,

donde duermes las últimas noches
con ese alguien al quien imaginas
yo.

Y yo me encuentro al otro lado
de la cama, del hotel conocido
que un día compartimos,

ya no muero por tus suspiros,
ni caigo en la tentación de palabras,
que un día fueron mías.
y hoy le regalas a otro.

Gracias de todos modos
por haberme amado un día,
haber formado parte de tu mundo,
al que no fue fácil entrar ni salir.

Más no permito que un perfume de mujer
dure para siempre entre mi ropa interior,
por muy fuerte que este fuere,

¿De que sirve la maldita compasión?
De un juego desquiciado,
que nunca jugamos profundamente,
aunque profundamente nos tuvimos.

Hay palpitaciones que no debieran existir.

Y hoy los versos toman el rumbo
de otro puerto, que me abriga,
antes del amanecer.

Y las palpitaciones persisten.___________

Hubo un tiempo que nada tuvimos,
y la nada se nos sigue negándonos.

Cavilando.

© Igna

Mira la otra cara
Ignacio Diurno