miércoles

AMANDO

Te digo que te amo
mirándote a los ojos,
y tus ojos están cerrados,
de tanto amor, in contenido.

Te digo que te amo
abriéndote las carnes,
para que nunca digas
que no estuve contigo.

Te digo que te amo
rozándote los pechos
y desde hoy conozco
sus contornos.

Te digo que te amo
en realidad, porque
siempre andas diciendo
que nunca te lo digo.


Te digo que te amo
porque tu alma
está conmigo.

Aunque no lo parezca,
porque no me escuchas.

Y mi voz es el silencio.

Cavilando.

© Igna

Mira la otra cara
Ignacio Diurno