sábado

RAÍCES

Se abrirá su carne palpitante
para que devore sus raíces
con el deseo de la lujuria,

para cabalgar en sus instintos
entrar hasta las entrañas mismas
del fondo del túnel de su carne.

Y gritos desgarrados
delatarán que estuve
cerca, muy cerca,
de sus sentidos.

Al mezclarse, sangre, fango
barro y tierra, hasta formar
las semillas.

Y no me importa...

Cavilando.

© Igna

Mira la otra cara
Ignacio Diurno