domingo

LA ULTIMA MIRADA

Me agrada recordar tu última mirada
el paso de tus días por mis estancias
la palabra escrita que dejaste
al borde de la almohada,

miro el carmín de un beso
sobre aquella fotografía,
era verano
y aún perdura en invierno,
aunque las estaciones estén cambiadas
algún poro de tu piel puede
que en éste tiempo me haya reclamado,

y no he ido.

Me agrada pensar que fuiste para mí
y no pienso en lo que no llegué a ser,

porque de tanto en tanto;

una melancólica nostálgia se me apodera,
vibra mi piel cual violín rasgado por el viento,
coge aire y respira el nuevo día
deja para mañana el sentimiento

cuando yo no sea, tú serás,
el cálido paisaje que me acompañe,

me agrada recordarte

sólo

de tanto en tanto.

Solo de tiempo y en soledad.

Cavilando.

© Igna



Mira la otra cara
Ignacio Diurno