domingo

COSTUMBRES

Acostumbrarme
a la absurda impotencia de no saberte mía,
a las horas de impaciencia baldías,
a tu forma de querer que no es la mía.

Acostumbrarme
a recostarme sobre tus senos desnudos
a tocar tu piel, mirar tu espalda arqueada,
a guardar silencio, cuando tu callas,
a tu forma de decir, lo que no quiero oír.


Acostumbrarme
y presagiar como serán tus noches,
y las mías cuando estés ausente
al desgarramiento de mis sentimientos.
cuando no te tenga cerca, acostumbrarme.

Acostumbrarme
distante del mundo, a respirar sereno
cuando no te tengo, a gritos ahogados
esconderse en mi alma, a decir palabras,
a imaginar tus labios sublimes,
mi saliva entre tu pubis y tus pezones,
acostumbrarme en definitiva.
Acostumbrarme.

Surco éste del dominio ajeno
respetando consecuencias,

y tú pasaste por ello….

Sin conseguirlo.

Cavilando.

© Igna


Mira la otra cara
Ignacio Diurno

lunes

INTER-PRET-ÉTICO

Desangrándose por la nariz,
soltando inmundicias por su boca
recogiendo su propio veneno
de la entrepierna abierta,

rodeada de engaños
luciendo sus mejores vestidos
calzando pensamientos
que no eran suyos,

sabiéndose tibia
a veces mundana
otras fría,

pasaban sus días

desangrando por la nariz
todas las mentiras.

Cavilando.

© Igna

Mira la otra cara
Ignacio Diurno

jueves

AGUA Y BARRO

Desconfiado infiel
con más de una mujer
siendo hombre
de una sola compañera,

no he de negar
que quise a muchas
a veces al mismo tiempo,
otras, una a una,

y con el paso del tiempo
he llegado a saber,
que en realidad
las sigo amando a todas.

Tras la palabra amor
tras el sueño de querer
se esconde una sola mujer.

Y varios corazones.

Aunque algunos
no lo entiendan.

Sin cavilaciones.

© Igna




Mira la otra cara
Ignacio Diurno

sábado

AUSENTE LA RECUERDO

Si no muero de amor
y muero cada día
queriendo-te

vivo y ausente
soñando que no muero
viviendo como muero,

si no muero de amor,
presintiendo-te

que vengan todos a verlo.

Menos mi sombra
que está con ella.

Si no muero de amor
ausente la recuerdo,
me palpita la sien
de tanto recordarla,

y vivo sin sus sueños.

Porque ella lo quiso.
y yo lo acepté____

sin contemplaciones.

Cavilando.

© Igna

Mira la otra cara
Ignacio Diurno

lunes

TORMENTO





Inhóspito tormento entumecido,
años sombríos, ausentes,
caricias desaparecidas, y amoríos
estos días sinuosos del camino,
lamento y muerte lenta te dibujo
en la sombra, que sólo en mí habita.

Más allá, sin mí, de los placeres,
contigo, sintiendo de algún modo
la ignorancia, de haberte conocido
me fulmino lentamente, y abandono
los recuerdos, metiendo el alma,
en un latido silencioso, y mi corazón,
para que ni yo mismo pueda oírlo.

Dime que estás, porque al final
ya te has ido, para siempre
y pueda reírme a carcajadas

de mí mismo.

Cavilando.

© Igna




Mira la otra cara
Ignacio Diurno