viernes

CUARTO CRECIENTE

Me agrada mirar la luna,
en cuarto creciente,
respiro el ambiente
y la poesía se me cuela
por mis poros, mis adentros.

Tus poesías de medianoche
me alimentan mi alma
en las noches de luna.

Hoy desnudo mis versos
y mis besos para ti,
princesa de la noche
luna de todas las estaciones
raíles de mis emociones,
torbellino de pasiones,
amor sin nombre,

sin presagiar el camino
un tiempo que se nos va
en un presente infinito.

Cavilando.

© Igna

Autor:
Ignacio Diurno