sábado

PERMANENCIAS

Los besos de tus labios me saben a poco
has de dármelos a sorbos,

entre rejas invisibles
rodeada de hojas secas y caducas

permaneces,

tibios ojos donde al mirarlos
se ve aposentada la luna
de los días que por tu vida
pasaron felices,

los besos de tus labios se beben a sorbos

como duende tembloroso
en el fondo de mis ojos,

permaneces


entre rejas invisibles
rodeada de antiguas primaveras
y soledades marchitas,

como quien mira el vacío
esperando ser llenada de rocío.

Y nunca he sido tuyo,
al completo.

Cavilando

© Igna