domingo

HORAS

Horas,
el corazón está roto
una casa despoblada.

¿Y donde está ahora
la razón y el amor
que necesito?

El miedo es una línea
carril de soledad,
desamparada.

Debería saber de ti
ahora que te has ido,

de nada sirven mis versos,
ahora que has desaparecido.

Horas,
el corazón está roto
una casa despoblada.

Ahora tu cuerpo es una estela,
un resplandor en la hierba,
donde se recuestan otros seres,
y palpitan otras emociones.

El miedo es una línea
carril de soledad,
desamparada.

Una línea discontínua.

Cavilando.


© Igna