martes

EGO SUM

Corre el ego
cobarde de las horas,
tiene un precio
el beso que nunca diste,
el amor que te escondiste.

Tiene un precio,
el desdén de tus desmanes,
y recaen sobre mí,
como culpas tenebrosas,
y cristales rotos.

Tiene un precio,
el rostro opaco,
que nunca descubriste,
el orgasmo fingido,
la infame pornografía
de tu cuerpo.

Ahora que nosotros
nunca hemos sido,
las siluetas deformes,
que imaginamos:

Nos ponen precio
e ignoramos
lo que valemos.

Corre el ego
cobarde de las horas,
y la antología
de una tasación
sin nombre.

Cavilando...

© Igna