jueves

AGUA NOCHE

Volcán mujer dormida,
agua noche, jineteas
por el cuerpo del deseo,
te penetran en el centro,
te abrazan sabiamente,

te acarician la vulva,
te desvían las vértebras,
el placer te reclama,
la humedad no está calma.

Irrumpo erecto en tu sueño,
te despiertas sudando,
y penetras en mí,
como bosque subterráneo
en un mar de sensaciones,

y haces que mi columna
se entregue a ti
en una erupción
de movimientos
orgásmicos,

estallando el semen
contra las paredes
de tu templo más sagrado.

Cavilando.

© Igna